viernes, 01 de enero de 2021 - HEALTH

2021: consulta de salud online

No sabemos que nos deparará el año recién estrenado. Palabras como vacuna, recesión e incertidumbre damos por hecho que nos van a acompañar para bien o para mal. Pero lo que sí está claro que permanecerá para bien serán las consultas online

¿Por qué una consulta de salud online y el mundo de la e-salud es para bien?

Han llegado para quedarse. Ya lo iban a hacer porque es la única manera de descongestionar centros de atención primaria, agilizar listas de espera y anticipar diagnósticos con consultas más periódicas. Pero la realidad es que había una pereza colectiva en que todo el mundo de la e-salud despertase. Era algo que tendría que venir en un futuro, pero ya llegaría.

En 2018 los intentos de proyectos de salud online caían un 10% respecto a las previsiones de crecimiento. Viendo esta tendencia se esperaba un avance lento a lo largo de la presente década, sobre todo sabiendo que entrarían en edad laboral las generaciones nativo-digitales, que ya conocen bien las ventajas del mundo online incluidos los servicios de e-salud. 2020 con la pandemia lo cambió todo. La aceleración ha sido de cero a cien, y en meses se ha avanzado lo que se debería hacer en años. La mayor desventaja que ha tenido acelerar tan rápido es que ha pillado a muchos profesionales de la salud sin infraestructura sólida. Sobre todo, al sistema público de salud que a duras penas ha solventado la situación por medio de consulta telefónica con la inevitable saturación por demanda. Esto ha podido dar una comprensible imagen negativa de las consultas no presenciales.

Pero los pacientes deben saber que una atención online con infraestructura sólida, capaz de llevar a cabo diagnósticos remotos y eficaces, lejos de ser negativo, tiene un poder inmensamente positivo para el avance se la salud y la ciencia. Estamos acostumbrados a una medicina paliativa, a acudir al médico o profesional de salud una vez ha surgido el problema. La consulta online con una buena infraestructura permite ser preventiva, ya que capacita al profesional para llevar seguimientos más periódicos y personalizados con el paciente.

Todos llevamos un smartphone encima, cada vez más pulseras y relojes inteligentes, y aparatos tecnológicos que arrojan valiosos datos sobre nuestro estado de salud, susceptibles a ser interpretadas por un profesional para dar un diagnóstico, pero sobre todo par dar una solución de prevención. La tecnología no debe ser el enemigo del profesional ni del paciente, en los tiempos que corren es el mejor aliado. De eso seguro que si va el 2021. ¡Feliz Año!

Autor: Jose Luis Díaz Cruz

+34 622335769 |  infokbn@xxkibininutrition.es |  De L-V 10:00-21:30
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad
©2021 KiBiNi|nutrition. All rights reserved.