jueves, 13 de agosto de 2020 - HEALTH

Operación KiBiNi

La Operación KiBiNi es todo lo contrario a la famosa Operación Bikini. Un estilo de alimentación saludable debe ser compatible con nuestro día a día y basarse en mejorar y reeducar nuestros hábitos incorrectos, no radicalizarlos.

En un país de lo que llamamos primer mundo, una persona media ingiere al año más de una tonelada entre comida y bebida. De esta cantidad una parte es retornada en forma de deshecho, pero la mayoría de esta desorbitada cantidad pasa a ser parte de nuestra propia estructura. Hay dos opciones: que el material del que estamos formados provenga de sustancias beneficiosas para nuestra salud o provenga de sustancias que pasen a ser venenos que se van acumulando en nuestro organismo como los desperdicios de un basurero. Con esta ilustración de José Enrique Campillo (1) podemos entender mejor el famoso “somos lo que comemos”.

 Consideraremos la Operación Bikini como el villano de esta historia. En contraposición presentamos la Operación KiBiNi. Como es habitual el villano se presenta como falso héroe. Te enseña los atajos, las pautas y métodos que tan solo haciendo a última hora funcionan casi milagrosamente para conseguir esa figura perfecta y objetivo deseado, aunque el fin justifique los medios.

La Operación KiBiNi es muy distinta. Es la que se sigue todo el año,  la que convierte frases objetivo como alimentación saludable, comida sana, dieta para mejorar mi salud, cómo comer bien… en meras palabras que forman parte de un hábito, de una rutina, de un estilo de vida, de una forma de vivir. Es la operación que una vez que se inicia se aprende, se enseña a los que te rodean se adopta como una doctrina que va muy dentro de ti.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2022 la obesidad en los niños y adolescentes entre 5 y 19 años superará la insuficiencia ponderal (peso inferior al que corresponde la edad) (2). En julio de 2015 la OMS presentó también datos de obesidad como epidemia mundial a partir de un estudio en 69 países (24 de ingresos altos, 27 de ingresos medios y 18 de ingresos bajos) (3). Somos responsables directos de que estas tendencias cesen. Si seguimos la Operación KiBiNi iremos dejando como legado a las nuevas generaciones un estilo de vida basado una alimentación saludable y poco a poco cada vez más sostenible.

Independientemente de la decisión ética de alimentación que cada individuo quiera llevar, la Operación KiBiNi enseña a que sea nutricionalmente equilibrada, que al final del año aquella tonelada que un individuo medio ingiere provenga de fuentes de alimentación beneficiosas, que pasen a formar parte de nuestra estructura y mejoren las funciones de nuestro organismo.

1. José Enrique Campillo, Comer sano para vivir mejor.
2. https://www.who.int/es/news-room/detail/11-10-2017-tenfold-increase-in-childhood-and-adolescent-obesity-in-four-decades-new-study-by-imperial-college-london-and-who
3. https://www.who.int/bulletin/releases/NFM0715/es/


 
 
 

Autor: Jose Luis Díaz Cruz

+34 622335769 |  infokbn@xxkibininutrition.es |  De L-V 10:00-21:30
Aviso legal - Política de cookies - Política de privacidad
©2020 KiBiNi|nutrition. All rights reserved.